Tipos de voluntariado

Las entidades de Junts Contra el Cáncer ofrecen diferentes tipos de voluntariado oncológico ligados a sus programas. Las opciones más habituales son:

Es aquel que hace tareas de acompañamiento, de entretenimiento y de apoyo lúdico y educativo a las personas enfermas en las largas estancias en el domicilio. Así, se facilitan posibles ratos de respiro familiar y que apoyan a los enfermos de cáncer con ayudas prácticas para favorecer la autonomía personal y contribuir al descanso del cuidador principal y/o de la familia.

Personas que han estado muy próximas a la enfermedad (ya sea porque han tenido cáncer o familiares con esta enfermedad). Conocen de cerca los problemas físicos y emocionales que conlleva el cáncer y ha pasado el tiempo necesario para haber superado todos esos aspectos. Comparten la experiencia y los recursos, e informan a los enfermos de cáncer para darles apoyo y ayudarles en la adaptación funcional a su nueva situación.

En el ámbito oncológico realiza tareas de acompañamiento, lúdico-educativas, de soporte emocional,… Además contribuye al funcionamiento de diferentes programas terapéuticos. Intenta hacer más fácil y agradable la vida hospitalaria a los colectivos de enfermos ingresados en los servicios clínicos, para trasladar la enfermedad a un plano secundario y aprovechar las largas horas de tiempo libre para organizar actividades de interés.

Se trata de grupos de voluntarios que no acostumbran a tener contacto directo con el enfermo de cáncer. Colaboran en la organización y desarrollo de las actividades de las entidades de Junts Contra el Càncer (conferencias, actos benéficos,…), en la captación de recursos o dando soporte en las tareas administrativas y de gestión.

Personas que pertenecen a las juntas directivas o patronatos de diferentes entidades de Junts Contra el Cáncer y realizan una tarea de representación, gestión, y administración de cada una de ellas y de la misma Federació Catalana d’Entitats Contra el Càncer (FECEC).

FOTOS